20 julio 2018

Simply Cola by Red Bull Organics

Después de dar alas a todo aquel que quiso beberse una de sus latas (a mí me dieron una vez una de publicidad y estuve histérica (más) durante todo el día), ahora Red Bull ha decidido sacar una línea de refrescos orgánicos. Refrescos, que no bebidas energéticas. Y, según ellos, todos los ingredientes provienen de la agricultura ecológica, lo que sirve mucho para vender a aquellos que se preocupan por el medio ambiente y demás, pero...

Existen cuatro variedades del producto, entre ellas, Simply Cola:




Que no sé yo qué significa eso de orgánico en la práctica, ni en qué se diferencia de los refrescos de cola tradicionales.

Veamos la lista de ingredientes, que de momento no aparece, ni tampoco la información nutricional, en ninguna de las páginas de ninguno de los supermercados que he consultado. Los encuentro en la página oficial:




Pues de "Simplemente Cola" tiene poco... Vamos, que le han echado todas las especias que tenían en la alacena de casa xD.

Así de principio lo que más de preocupa es que lleve un pino. Vale que dado el tamaño de la lata debe ser un bebé pino, pero aun así esas cosas tienen unas agujas muy traicioneras que se te clavan en la garganta y luego acabas en la tele en uno de esos programas de "Sucedió en Urgencias" ;)

Coñas aparte, sabemos que los ingredientes aparecen de mayor a menor porcentaje, así que lo que menos lleva es zumo de limón concentrado, menos de un 0.33%, que por mucho que lo sumemos al limón que está dentro del 0.33% de los "aromas naturales de extractos vegetales", no nos llega ni al 0.66%. 

Y mientras me preparaba el desayuno no he podido evitar imaginarme al agricultor ecológico este con el campo de limoneros, que se le acercan los de Red Bull diciendo que necesitan limones orgánicos para su nueva línea de productos, y el susodicho agricultor frotándose las manos pensando que de esta se retira, preparándose para comenzar con la negociación... "¿Y de qué cantidad de producto estamos hablando exactamente?" "Pues hemos pensado que de cara a cubrir toda la producción del próximo año necesitaremos... dos limones". Vamos, que esto se apaña uno mangándoselos a cualquiera que tenga un limonero en el patio de su casa. Digo, pidiéndoselos por favor.

¿Y en cuanto a la información nutricional?




Un 8.8% de azúcar, por lo que en una lata de 330 ml (sí, en el Corte Inglés las venden de 33 cl), contiene un total de 29.04 gr de azúcar y ya hemos vuelto a dispararnos.

Después de la cruzada contra el azúcar, ¿la gente es tan irresponsable que una empresa se atreve a sacar una nueva gama de productos en los que una sola lata ya supera con creces los límites diarios de consumo de azúcar? Pues al parecer, sí.  Total, al final esto se arregla tomándose dos pastillitas al día, ¿no?

La lata de 250 ml contiene 22 gramos de azúcar. Pues no estamos mucho mejor.

¿Y si lo comparamos con la competencia? Estos son los valores de referencia para la Coca Cola Original.




Así que contiene casi un 2% menos de azúcar (lo que equivale a 6 gramos de azúcar por lata de 33 cl), pero fuentes consultadas afirman que el contenido de cafeína es mayor. 




Y a la pregunta de si piensan desarrollar variedades sin azúcar o con contenido reducido, la respuesta es que no. No, porque se estropearía el sabor. 




¿¿¿Qué más da que te mate si está bueno???


Referencias: 
-) Google Images
-) Supermercado online Carrefour
-) Página oficial de Red Bull: Organics Red Bull
-) Wikipedia: Red Bull Simply Cola



18 julio 2018

MayTea y el Bien Beber. Lipton, Nestea, marcas blancas y pijadas varias.

Desde hace unos meses vienen bombardeándonos con un anuncio bastante agresivo de té frío. Que si hablamos de vivir bien, de comer bien, y qué hay de beber bien. El bien beber. (A mí la tía esa me pone de los nervios cada vez que la escucho.) Y hablan de una bebida a base de té que por alguna razón que de momento no alcanzo a comprender, es "mucho mejor que todas las de la competencia." Bueno, eso tampoco es ninguna novedad, sino una máxima en todos los campos de la publicidad. Porque, a ver, ¿para qué vamos a vender un producto que fuera peor que el resto?


Empecemos con la autopsia. ¿De verdad lleva lo que dice que lleva?


Esta es la información nutricional correspondiente al de té negro- melocotón. Evidentemente, el primer ingrediente es agua, al ser infusión de té. Es decir, más de un 90% del producto es agua. Lleva un 4.7% de azúcar añadido, y un 1% de zumo de melocotón. 1%. Cuando veo estas cosas me pregunto cuántos melocotones hay en una botella de té, digo, cuántas botellas de té puedo producir con un solo melocotón.

Vale que no lleva colorantes, ni conservantes ni edulcorantes (¿para qué quieren edulcorantes si ya le han añadido azúcar?), pero sí que lleva aromas, acidulantes (x2), corrector de acidez (x2) y antioxidante. Tampoco lleva jamón serrano, oye. Que me hace mucha gracia eso de nombrar las cosas que no lleva para distraernos de las que sí.

El otro día vi un anuncio de un champú sin gluten. Pues a no ser que le eches el champú a la leche por la mañana, la verdad es que no sé qué demonios importa o no que un champú lleve gluten, qué demonios hace el gluten en un champú, y qué mal te va a hacer el gluten si te lo pones en la cabeza, por muy celíaco que seas. A ver, que esto no es como ser alérgico a las picaduras de avispa !!

Ya empiezo a desvariar. Para no perder la costumbre.

A lo que iba. Los valores dados corresponden a 100 ml de producto, pero un vaso tipo tiene 250 ml, por lo que la cantidad de azúcar que estamos ingiriendo es de 11.75 gr, que es un 47%, casi la mitad, de la cantidad máxima diaria recomendada de azúcares añadidos. Mal vamos.

Precio: 1.49€/l

¿Y qué hay de la competencia? ¿De verdad existen diferencias tan grandes entre los productos?


Nestea: refresco de té al melocotón blanco, 1.02€/l




Pues no sé muy bien qué decir, puesto que aquí no hay ni un número por ninguna parte de la lista de ingredientes. El primero sigue siendo el agua, como era de esperar, luego tenemos el azúcar, los correctores de la acidez, el extracto de té y el antioxidante. Pues son menos porquerías que el otro, para acabar siendo la misma porquería. Un 6.6% de azúcar añadido, que corresponde a 16.5 gr en un vaso, un 66% de la cantidad máxima diaria recomendada. Peor seguimos.


Lipton: té verde al melocotón blanco, 1€/l


Ew. Esto tiene un color muy feo que así de entrada no me bebía yo. Ni de salida. Me voy a callar a lo que me recuerda porque igual hay alguien desayunando y tampoco es plan.


Anda, mira, numeritos !!!
Este lleva un 0.13% de extracto de té (dos hojas mustias que se les habían caído al suelo), y un 0.1% de zumo de melocotón concentrado. Una viruta. Y edulcorante. Claro, como a este sólo le habían echado un 3.5% de azúcar, pues hay que endulzarlo todavía más :(


Carrefour: refresco de té al melocotón, 0.48€/l

Pues barato sí que es, que una botella de litro y medio cuesta bastante menos que un café en el bar de la esquina.



Más de lo mismo. Que pa' envenenarte mejor este, que sale por la mitad.


Vamos a ponernos pijos, que las cosas estas con nombres raros y botellitas monas seguro que son mucho mejores que esos de plástico transparente con colores radioactivos.


Honest: té sabor melocotón organic, 2.72€/l. Contiene menos de un 1% de zumo.



Espero que, por ese precio, de verdad que sean honestos.


5% de azúcar si pasamos los valores a los típicos 100 ml. Aun así, en España los venden en botellas de 375 ml, por lo que de una sentada uno se está chutando 18.75 gr de azúcar, un 75% de la c.d.r.

Pero hay otro dato muy interesante, y es que afirma que los 25 gr de hidratos de carbono corresponden a un 8% de la c.d.r., pero al provenir exclusivamente del azúcar, equivalen al 100%. Después de beberte la botella de medio litro no puedes hincarle el diente a nada más que lleve azúcar en el resto del día. Ni una triste manzana.


Little Miracles: bebida orgánica de té negro con ginseng y melocotón, 4.70€/l



Té negro, ginseng, melocotón, azaí, agave.


Azaí
Agave


Aloe vera salvaje para los amigos.

Así que esto es una bebida a base de té negro con ginseng, melocotón, azaí y agave. ¿No? Pues ni de coña. Es justo al revés.


82.5% agua, 8.7% jarabe de agave, 8.5% zumo frutas (0.5% melocotón y 0.5% azaí), 0.12% extracto té, 0.001% de ginseng (una parte de cada cien mil). ¿Cómo se consigue eso? ¿Le arrancas uno de los pelillos al ginseng, le soplas, o recurres a la biología nanomolecular? ¿Por qué no anuncian la manzana y el limón, que se eso sí que "lleva"?


Té negro con melocotón Arizona, 2,06€/l


Les ha quedado nativo americano total, eso hay que reconocerlo.


Me da, me da, me da !!!
Cuando lo compras, te acercan a la frutería y te dejan que huelas uno de los melocotones xD.
Aroma natural de melocotón 0.06%. Por favor, que alguien me explique cómo se hace eso.



8% de azúcar, así que en una botella hay 40 gr de azúcar y nos hemos vueltos a disparar la hiperglucemia diaria.

Ok, vamos a tratar de encontrar algo sano de verdad.


Infusión natural sin azúcar té verde Umai Cha, 4.20€/l





Pues eso, té.

Cenutrio, ¿vas a pagar 2.10€ (350 pesetas) por una botella de té? Tú has oído hablar de las bolsitas esas que venden para que te lo hagas en casa?


Té verde extra puro Hornimans, 2.10€, 20 bolsitas, 0.10€/unidad



Que sí, que hay calentar agua dos minutos en el microondas, sacar la bolsita de la caja, ponerla en la ta taza, dejarlo reposar cinco minutos más y luego echarle hielo o meterlo en el frigorífico. Igual te mueres o algo por el exceso de actividad física. Es más fácil ir al súper y cogerlo del estante, claro.

También te puedes ir a Rize, Turquía, y recolectarlo tú directamente. Ya puestos...







Bibliografía:
-) Supermercado online Carrefour
-) Página oficial de Honest Tea: Honest Tea
-) Open Food Facts: Open Food Facts
-) Google Images



14 julio 2018

A vueltas con el cacao soluble: ColaCao, Nesquik y similares. Mis mates no funcionan :(

Aunque este verano no está haciendo especial calor (dónde firmo), las vacaciones conllevan inevitablemente tirarse en el sofá después de comer a ver la tele. Digo, a dormir la siesta. A dormir la siesta mientras por el rabillo del ojo tratamos de seguir la trama de la vigésima reposición de la octava temporada de CSI: Las Vegas, que realmente no existe forma mejor de acabar creyendo en la resurrección porque, ¿cuántas veces se ha muerto ya la rubia esa en el callejón que hay detrás del club de moda en el Strip? Y la tía siempre vuelve. Peor que los turrones en Navidad.

En fin, que uno de los anuncios más socorridos en esta época, y que atrona entre autopsia y autopsia mientras buscamos el mando de la tele entre los cojines del sofá, es ese que te insta a tomarte un cacao fresquito con leche para luchar contra todos los infortunios causados por la caló. O para despertarte por la mañana. O a la hora de merendar. O porque sí.

Que a mí la idea me parece genial, por mucho que estemos hablando de la café-adicta.

Si no fuera porque todos estos productos se pueden tirar directamente al cubo de la basura.

Sé que ya he hablado en otras ocasiones de este mismo tema, pero he pensado que tal vez fuera buen momento para hacer una nueva comparativa, sobre todo por un dato que me ha chocado de sobremanera en los últimos días y que me ha hecho plantearme las bases de la educación matemática que he recibido y la veracidad de los conocimientos que estoy transmitiendo a los alumnos. Es decir, la inutilidad suprema de los que redactan los anuncios de televisión, porque mis mates están bien. Que lo he mirao yo en el Interné.

Vamos a repasar las etiquetas de algunos de estos productos (nada nuevo bajo el sol).


ColaCao Original:


Y aquí está su composición:



Como ya sabe todo aquel que se haya molestado en leer la etiqueta, el principal ingrediente del ColaCao es el azúcar. El cacao aparece como segundo ingrediente, pero no tenemos ni idea de en qué porcentaje. Esto sí nos queda un poco más claro si consultamos la información nutricional.

Un 70% de azúcar. Que si le echas dos cucharadas, una y media son de azúcar. Que lo del cacao es como que para darle colorcillo. Como al guiri de Lowi, oye.
Como digo, nada que no se haya repetido ya en mil ocasiones.

Como en mil ocasiones se ha demostrado que el azúcar, entendida como ese polvito blanco que añadimos en los últimos tiempos hasta a las ensaladas, es muy perjudicial para la salud. Mortal. Obesidad, diabetes II, enfermedades coronarias, caries, hiperactividad... Y los fabricantes, que no son tontos, se han dado cuenta de que tienen un  nuevo nicho de mercado para todos aquellos que hemos decidido desterrar el azúcar de nuestra dieta, pero sin tener que renunciar a los alimentos. ¿Por qué no puedo tomarme un vaso de leche con cacao? ¿Por qué co***es tienes que atiborrarlo de azúcar? Y se abre la veda para la aparición de productos con contenido reducido, o nulo, de azúcar. Genial, ¿no?

Pues no.

Porque, en contra de lo que indica mi lógica matemática, esto no sólo no implica una mayor calidad de los productos, sino que en algunos casos han empeorado sensiblemente. ¿Cómo es posible?, te preguntarás. Ah, en el mundo del timo y el engaño nosotros estamos empezando con la tabla del uno y esta gente son ingenieros de la NASA, de los buenos.


ColaCao 0% azúcares añadidos y grasa, con cacao natural.



Que lo primero  que choca es eso de lo del cacao natural. Porque en el otro no lo pone. ¿Es que acaso aquel lleva cacao artificial? (No es broma, por un detalle que comentaré más adelante.)



Ahora sí nos dicen el porcentaje de cacao que lleva, un 42%. Mucho mejor que el otro, evidentemente, pero sigue habiendo un 58% (más de la mitad del bote), que NO es cacao. Un edulcorante y cereales. Por ese orden. Evidentemente, los valores nutricionales son bastante mejores que en el caso anterior.

Anda, si las grasas saturadas ahora son más del doble !!! Pues menos mal que no tenía !!! Espera, que leo la letra pequeña: "0% grasa una vez preparado." ¿Uh? ¿La grasa se evapora cuando la sumerges en leche? Y todos estos años comiendo lechuga para la operación bikini !!!!


ColaCao Turbo: para los que nos nos gustan los grumitos.



Volvemos al azúcar como primer ingrediente. Pero ahora su contenido se ha incrementado al 77%. "¡Equipo, tenemos un problema, el cacao no se disuelve bien en la leche. ¿Cómo lo arreglamos?" Y entonces aparece el susodicho genio de la NASA: "Pues le quitamos cacao y le metemos más azúcar y seguro que el resultado es mucho mejor." Un iluminao, oye.
Hay que reconocer que cuando lo piensas tiene su lógica. Y si no le echan cacao funciona todavía mejor. Por cierto, que en las páginas de nutricionistas serios y demás afirman que si no aparece el porcentaje de cacao es porque... ¿dónde pone que lleve cacao del de verdad?


Vamos con la competencia. Y debe ser verdad que el ColaCao está más bueno, porque es el regalo estrella que llevar a los intercambios con Inglaterra. Maletas llenas de botes de ColaCao.

Nesquik:



Que, como todos sabemos, este sí que se disuelve en leche fría. Todavía recuerdo aquella campaña publicitaria donde afirmaban que el ColaCao era mejor porque tenía grumitos. ¿Y el truco para que se disuelva en leche fría?




¡Bingo! Azúcar en vena. Así que toda la ingeniería espacial consistía en sustituir parte del "cacao" por más azúcar. Pero al menos estos indican que tiene un 21.6% de cacao. A ver, calculadora... 75.7+21.6=97.3. Que vale que parte del azúcar corresponde al cacao (1.8%), pero aun así entre los dos suman un 95% de los ingredientes. Que vale que sigue siendo una basura, pero al menos son consecuentes con la composición del producto. Ahora sólo hay que aprender a leer.

Of course, estos también tienen una versión con menos azúcar. Un 30% menos, para ser exactos.


Nesquik 30% menos azúcares:



Acudo a mi socorrida regla de tres. Si tiene un 30% menos de azúcar, es que el contenido de azúcar ahora es un 70% del original.



Es decir, el porcentaje de azúcar debería haber bajado al 50%, redondeando.




La hostia !!

Vamos por partes. El cacao ha pasado a ser el cuarto ingrediente, con un 17% (ya sabemos que esta gente lo arregla todo bajando el contenido de cacao), pero es que ahora los azúcares representan el 25% del total. Eso es mucho menos que el 30% menos. ¿Cómo demonios han hecho las cuentas? Porque se están tirando piedras contra su propio tejado.


Pero, el ganador absoluto e indiscutible en el día de hoy es Cacao+ de Carrefour !!





Que establece un nuevo récord mundial con un increíble 79.4% de azúcares !!!!


De verdad, pásate al café. O a las infusiones. A la leche sola. Al agua del grifo. Pero no te metas esta porquería en el cuerpo. No hay excusas. Te recuerdo que en cualquier supermercado encuentras cacao puro en polvo. Sin nada añadido.


Bibliografía: Supermercados online de Carrefour, El Corte Inglés y DIA.





25 noviembre 2017

IX Torneo juvenil de ajedrez 2017 - Córdoba

Esta mañana al llegar a la estación de tren me he encontrado con el tradicional "Torneo Juvenil de Ajedrez". Docenas de niños y niñas enfrentándose los unos contra los otros en mesas dispuestas a lo largo y ancho del recinto de la estación.

Pero mi estupefacción ha llegado al ver la mesa de premios, porque además de los preceptivos trofeos y medallas, los ganadores van a llevarse... ¡una cesta de chuches!



Alucinante. Unas 20 o más que hay ahí encima de la mesa.

Me acerco más.



Pues eso, vamos a fomentar el consumo de azúcar a mansalva entre los más jóvenes, porque no podían darles un libro, una calculadora o una tarjeta regalo para el Tiger, el Ale Hop o El Corte Inglés, y que sean los padres los que decidan lo que es más conveniente para sus hijos.

Vamos a enseñarles desde pequeños que los premios consisten en una cesta de golosinas. ¿Habrán tenido en cuenta que cada vez hay más niños celíacos y diabéticos? Porque no tienen pinta de ser sin gluten, y mucho menos sin azúcar.

Realmente en este país se nos está yendo la pinza.



07 noviembre 2017

Miel de la Granja San Francisco: Paca, la abeja que aconseja.

Porque quien no ve oportunidad de negocio es porque no quiere.

Últimamente tenemos en la tele los nuevos anuncios de la miel de La Granja San Francisco introduciendo un nuevo ídolo en nuestras vidas, que dentro de poco estará en las carpetas de todas las quinceañeras del país... y del resto del mundo si nos descuidamos.

Paca.



Vamos, que alguien se atreva a decirme que no parece una galleta Príncipe con patas...

Pues Paca, como buen animalito que es ella, ha decidido ir por el mundo endulzándolo todo con miel, porque el azúcar es veneno y el aspartamo provoca cáncer, así que quiere convencernos de que le echemos miel a todo. He aquí un ejemplo del poder de convicción del bicho en cuestión:




Aquí tenemos otra imagen de Paca junto a un cupcake radioactivo, que se me pican los dientes sólo de mirarlo:




Porque la miel es natural. Así que si le echamos miel a todo, como es un producto natural, pues no hay ningún problema. ¿Verdad?



Ingredientes: Miel de flores y miel de eucalipto.
Información nutricional: 79 gramos de azúcares por cada 100 gramos de producto.
Porque la miel es azúcar. Pura y dura.



De los cuales la fructosa, la glucosa, la sacarosa y la maltosa son azúcares. Así que la miel es agua con azúcar. Pero como se trata de un producto natural...

Esto es una seta venenosa, 100% natural. Y no creo que nadie la use como guarnición. Pero mira qué bonita. Sólo le falta un gnomo debajo y un hada sentada encima balanceando los pies.



PS: Por is alguien no lo ha notado, hoy tengo el irónico por las nubes. Y el sarcasmo también.




05 noviembre 2017

Copos integrales sin azúcares añadidos Hacendado

Y como cuando yo me estrello me estrello de verdad, me traje no una, sino dos variedades de cereales. Para intercalar entre semana cuando tengo que entrar a primera hora, se me ha olvidado sacar el pan de congelador la noche anterior y la mantequilla es un bloque de cemento.

Copos integrales sin azúcares añadidos. Mira tú qué bonitos.



Ah, no, que he leído mal. Copos de trigo integral y arroz. Al parecer el arroz NO es integral.

Como la vez anterior, la doy la vuelta al envase y leo la información nutricional. Total, ahí fuera estaba diluviando y aquí se está seco y calentito.



1.3% de azúcares. Eso de los polialcoholes está empezando a cabrearme, pero de momento lo dejo estar y me llevo la caja.

Pero después del chasco del muesli, y el sábado por la mañana una vez en casa, cojo de nuevo la caja y le doy la vuelta temiéndome lo peor.

Efectivamente.



Cereales: 75%. El resto son edulcorantes. Un cuarto del paquete son edulcorantes.

Y la pregunta que lanzo y una vez más es, ¿por qué hay que echarle azúcar o edulcorantes a todo? ¿Es que las cosas no pueden tener su sabor original? ¿Es que la gente es tan vaga, o tan inútil, que si no está lo bastante dulce para su gusto no pueden abrir el azucarero y como si se lo quieren volcar encima? ¿Por qué los demás tenemos que tragárnoslo también o renunciar a comer el 98% de los productos que hay en el mercado?

Para darme de chocazos contra la pared :(